Skip to content

Como Usar Cal en Arboles: Un Aliado Esencial en el Cuidado de árboles: Beneficios, Tipos y Usos

La cal es una herramienta fundamental en el mundo agrícola y forestal para regulacion del pH de los suelos, mejora de su estructura y control de plagas de hongos y otros organismos patógenos. La aplicación de la cal a los árboles depende de su especie, edad y estado de salud, así como del pH y la composición química del suelo.

La aplicación se realiza mediante varios métodos, incluyendo la aplicación directa al suelo, nebulización y aerosolización. La aplicación de cal a los árboles debe realizarse con precaución, ya que una aplicación excesiva puede provocar daño al árbol.

En el mundo agrícola, existen muchas herramientas esenciales para lograr obtener una buena producción. Una de ellas es la cal. En un artículo anterior, se trató brevemente los beneficios generales que esta materia prima ofrece a las plantas. En este artículo, vamos a explorar más en profundidad estos temas.

Beneficios que aporta la cal a los árboles

El Riesgo de la Acidez Excesiva en el Suelo

Los suelos pueden presentar una acidez excesiva, lo cual puede ocasionar daños graves a los árboles. La acidez excesiva se puede originar por varias causas, entre ellas, la utilización de fertilizantes acidos, la erosión del suelo o el uso de agua de lluvia acidificada. Cuando la acidez excesiva persiste en los suelos, puede producir deficiencias nutricionales y enfermedades en las plantas, especialmente en las raíces.

Regulación del PH y Combate a la Toxicidad

La cal es fundamental para regular el pH de los suelos y combatir la toxicidad en ellas. El pH es una medida de la cantidad de hidrógeno ionizado en un medio acuoso, y se mide en un escala que va desde 0 (extremadamente ácido) hasta 14 (extremadamente básico). Los suelos idealmente deben mantenerse en un rango de pH entre 6.5 y 7.0, ya que muchas especies arbóreas crecen mejor en este rango. La cal neutraliza la acidez del suelo, lo que permite a las raíces absorber los nutrientes necesarios para su desarrollo.

Mejora de la Estructura de los Suelos

La cal también mejora la estructura de los suelos, especialmente en suelos arcillosos. Los suelos arcillosos son propensos a compactarse fácilmente, lo cual dificulta la penetración de agua y oxígeno en ellos. La cal ayuda a disminuir la plasticidad de estos suelos y aumentar su porosidad, lo que favorece el flujo de agua y la circulación de oxígeno.

Propiedades Fungicidas

La cal también posee propiedades fungicidas naturales y ayuda a controlar plagas de hongos en suelos ácidos. La mayoría de las plagas de hongos se desarrollan mejor en suelos con un pH bajo, y la cal hace que estos suelos se vuelvan menos ácidos, lo cual dificulta el crecimiento de estas plagas.

Tipos de Cal para el Uso en árboles

Cal Agrícola

La cal agrícola es una forma comúnmente utilizada de cal en el mundo agrícola. Es una mezcla de carbonatos de calcio y magnesio, y suele venir en granos pequeños o en polvo. La cal agrícola es eficaz para aumentar el pH de los suelos y mejorar su estructura. Se puede aplicar en forma de abono directamente al suelo, o mezclada con agua para crear una suspensión que se puede aerosolizar o nebulizarse sobre las hojas de los árboles.

Cal Viva

La cal viva es otra forma de cal muy utilizada en el mundo agrícola. Es una mezcla de carbonatos calcíticos y magnésicos que contienen dióxido de carbono activo. La cal viva se obtiene mediante la calcinación de rocas calizas a altas temperaturas, lo cual desprende el dióxido de carbono contenido en las rocas. La cal viva es especialmente efectiva para reducir rápidamente el pH de suelos ácidos y neutralizar la acidez. Se puede utilizar en forma de abono líquido o seco, o mezclada con agua para crear una suspensión que se puede nebulizarse sobre las hojas de los árboles. Además, la cal viva tiene propiedades bactericidas que ayudan a controlar plagas de hongos en el suelo.

Cal Apagada

La cal apagada es una forma de cal en polvo que no contiene dióxido de carbono activo. Se utiliza principalmente en compost. La cal apagada se obtiene mediante la calcinación de rocas calizas a temperaturas más bajas que las utilizadas para obtener la cal viva. La cal apagada no es tan rápida como la cal viva en reducir el pH de suelos ácidos, pero es una opción más estable y menos costosa para mejorar gradualmente el pH de los suelos a largo plazo.

Caso de Éxito: El Empleo de la Cal contra la Cochinilla de la Chumbera

La cochinilla de la chumbera es una plaga que afecta principalmente a las chumberas y otras especies de árboles frutales. La cochinilla produce una sustancia tóxica llamada melanina, que da a las hojas una apariencia parda o negras y dificulta su fotosíntesis. La cal se ha utilizado con éxito para controlar esta plaga. La cal neutraliza la acidez del suelo, lo que hace que sea menos favorable para el crecimiento de la cochinilla. Además, la cal viva posee propiedades bactericidas naturales que ayudan a controlar las bacterias que descomponen la celulosa en las hojas y favorecen el desarrollo de la cochinilla.

Aplicación de la Cal a los árboles

La aplicación de la cal a los árboles depende de su especie, edad y estado de salud. En general, las especies que crecen en suelos ácidos o que han mostrado signos de deficiencia de nutrientes pueden beneficiarse de la aplicación de cal. La aplicación se realiza mediante varios métodos:

  • Aplicación directa al suelo: Se mezcla la cal con el suelo en una zona circunscrita alrededor del árbol, a una profundidad de 15-30 cm. La cantidad de cal depende del tamaño y la edad del árbol, así como del pH y la composición química del suelo.
  • Aplicación por nebulizadores: Se mezcla la cal con agua para crear una suspensión que se nebuliza sobre las hojas de los árboles. Esto es especialmente efectivo para especies de árboles que tienen hojas grandes o difíciles de alcanzar, como los robles.
  • Aplicación por aerosol: Se utiliza una mezcla de agua y cal en spray para aerosolar sobre las hojas de los árboles. Esto es efectivo para especies de árboles con hojas pequeñas o densas, como los eucaliptos.
    La aplicación de la cal a los árboles debe realizarse con precaución, ya que una aplicación excesiva puede provocar daño al árbol. La cantidad aplicada depende de la especie y estado del árbol, así como del pH y la composición química del suelo. Además, la aplicación de cal durante el invierno o en épocas de sequía puede ser perjudicial para los árboles, ya que aumenta la probabilidad de que se deshidraten.

Index